Reparación Calderas sevilla 

Reparación de calderas Sevilla es tu opción ideal para poner en funcionamiento tu artefacto. Somos una empresa que sabe que las calderas son importantes para el hogar, pues, son capaces de proporcionar sistema de calefacción para el medio y agua caliente sanitaria.

De esta manera, si necesitas resolver cualquier problema de mantenimiento, instalación o reparación de tu caldera de gas o gasoil puedes consultarnos, pues contamos con más de 30 años de experiencia en el mercado laboral.

Con solo comunicarte con reparación de calderas Sevilla podrás conseguir una solución inmediata a tu problema. Ya no te tienes que preocuparte por buscar algún otro técnico que cobre mucho más caro. Ni tú mismo ponerte a hacer el trabajo, pues contamos con profesionales que buscan facilitarte el trabajo, y a su vez, lograrán el mejor acabado.

En este ámbito, nuestros profesionales te ofrecerán una mano de obra inigualable a excelentes costos. Elaborados una vez que un técnico de la empresa evalúe el problema directamente en tu domicilio.

A su vez, nuestro servicio técnico reparación calderas podrá ayudarte con cualquier consulta que tengas en referente a la reparación de tu caldera y te atenderá de la mejor forma. Ofreciéndote la mayor seguridad en servicios y atención, bajo un servicio las 24 horas.

No tienes que limitarte, con reparación calderas 24 horas en Sevilla olvídate de  esperar a que sea de día, pues si nos necesitas en la madrugada o en algún día festivo, nosotros tendremos la disponibilidad de atenderte.

Contamos con un servicio urgente reparación calderas en Sevilla para prestarte nuestros servicios al máximo y prevenir que ocurra cualquier accidente en un caso extremo.

Empresa de reparación de calderas

Empresa de reparación de calderas en Sevilla

Reparación calderas Sevilla te beneficiará con la reparación de tu caldera, independientemente de la marca, y para hacer referencia, podemos nombrar los siguientes proveedores: Frisquet, Weishaupt, Vergne, Unical, Calideal, Oertli, ARISTON, Domusa, entre otros.

Por eso, puedes disponer de nuestro servicio de reparación de calderas en Sevilla si te sientes identificado con ellas o tienes alguna otra marca que sea de calderas de gas o gasoil, con gusto podemos ayudarte.

Siendo así, uno de nuestros objetivos en otorgarte seguridad y respaldo, por eso, cuando apliques nuestras llamadas a la acción para cualquier caso de reparación urgente de calderas en Sevilla, nosotros trabajaremos honradamente.

Del mismo modo, no tienes que reponer tu caldera si no lo necesita, pues así gastarás mucho más dinero. En cambio, nosotros podemos reponer sus piezas y reparar sus circuitos.

No obstante, si lo que quieres es instalar una nueva porque no tienes o la que posees tiene más de 15 años en función, instalación de calderas en Sevilla te proporcionará la atención que necesitas.

Precio Reparación de calderas en sevilla

Precio Reparación de calderas en Sevilla

Reparación de calderas Sevilla es una empresa bastante económica que busca beneficiarte en todos los ámbitos. Por eso, te ofreceremos tarifas acordes que te aportarán una gran efectividad al desempeño de tu caldera.

Cada caso es diferente, y para ello nuestros técnicos tienen que acudir a tu domicilio, y evaluar las posibles piezas y mano de obra que utilizará durante la reparación para poder facturar un precio.

Si solicitas nuestro programa de instaladores de calderas en Sevilla o cualquier servicio de reparación, nuestros precios tienden a variar. Sobre todo si la empresa es la que aporta las piezas que se utilizarán durante el trabajo.

El promedio de precios varía entre los 300 y 500 euros, pero puede resultar bastante menor si la situación no dispone de mucho trabajo.

Del mismo modo, si utilizas nuestro sistema de llamadas a la acción podemos estimar un promedio de precio según el servicio que desees, pero este puede variar a causa de diversos factores.

Servicio técnico Calderas sevilla

Servicio técnico Calderas Sevilla

Como ya sabes, reparación calderas Sevilla no solo forja trabajos de reparación, pues, dispondrás de los mejores profesionales que integrarán todo el conocimiento en calderas que necesitas.

De esta forma, los servicios que más prestamos son:

  • La reparación calderas de gas Sevilla, una de las más conocidas que trabajan por medio del gas directo, y por su parte, somos especialistas en la reparación de calderas de gas atmosféricas y estancas.
  • Reparación de calderas de gasoil Sevilla, otro ámbito donde nos destacamos ofreciéndote todos los servicios de mantenimiento y reparación que necesitas para tu caldera de gasoil, sea atmosférica o estanca. Todo con el fin de que le guardes cierta importancia especial a su mantenimiento para evitar cualquier tipo de problema u accidente.
  • La reparación de calderas de gas natural en Sevilla, son las que se complementan de gas metano como fuente de combustión. Por eso, generalmente se tienen que revisar para evitar cualquier problema de obstrucción o fuga de gas.
  • Reparación de placas electrónicas de calderas, con lo cual puedes ahorrarte mucho, pues, para comprar una nueva gastarías un mínimo de 120 euros.
  • La reparación placas base calderas, las cuales tienen un coste mucho más económico que la anterior, pero igualmente te ahorrarías una gran suma si solo la reparas.

Siendo los principales profesionales en la interrogante de “cómo reparar caldera de condensación”, pues es uno de los tipos más comunes y prácticos para el hogar.

Reparación de calderas de Gasoil

Reparación de calderas de Gasoil en Sevilla

Las calderas de gasoil son altamente prácticas y eficientes, pues, trabajan con un PSI de grado superior que proporciona un alto rendimiento calórico.

De esta forma, su combustible es el gasoil, lo cual es bastante práctico si no cuentas con gas directo. A su vez, la cantidad que necesita para funcionar es mínima, potenciando así un gasto medio por hora de 1,87 kg/h.

Siendo así, con solo unas gotas de gasoil la caldera activará una llama moderada capaz de calentar todo su circuito, y posteriormente, realizar el trabajo que se le indique.

Su componente suele ser peligroso si no se maneja de forma segura. Por eso siempre debes prestarle a tu caldera gasoil un cuidado específico y realizarle cada cierto tiempo (preferiblemente cada 2 años) un óptimo mantenimiento.

Reparación calderas de gas

Reparación calderas de gas en Sevilla

De estas puedes encontrar las que se benefician con el combustible de gas natural o propano, y de tipo estanca o atmosférica.

Son muy prácticas y se desempeñan bajo un funcionamiento sencillo, en donde el gas directo produce una llama y calienta una tubería de agua de forma regulada, hasta alcanzar un punto específico.

Qué es una caldera de gas

Averías comunes en las calderas

Hay múltiples problemas que una caldera puede proporcionar, sin embargo, los 12 problemas que más frecuentan son:

1. Falta de contención de calor:

Esto sucede por un problema de contención de aire, el cual puede darse a causa de una ruptura de bolsa, por lo cual, la calefacción se verá afectada y por lo tanto la caldera no funcionará correctamente.

2. Problemas de cableado y sensores:

Estos hacen que se bloquee la bomba y como consecuencia termina recalentándose, no obstante, su parte baja se sigue manteniendo fría. Si esto te llega a ocurrir lo mejor es llamar a nuestros técnicos, y así evitar poner la caldera en riesgo.

3. Desniveles en las válvulas:

Ocasiona variaciones para medir la temperatura del agua, con dificultad para designar una cifra específica.

4. Obstrucción:

Esto sucede debido a la acumulación de cal o monóxido de carbono en la rejilla de la caldera. Por ello, debes de tener cuidado y realizarle un debido mantenimiento a tu caldera, puesto que a consecuencia de este problema se apaga prolongadamente.

5. Bajo bombeo de agua:

Ocurre cuando hay una variación de los niveles de agua que se calentarán dentro del sistema de la caldera. Sin embargo, esto solo ocurre con las calderas que tienen una medida de agua específica.

6. Poco mantenimiento en los filtros:

Si no los sometes a revisión, estos tienden a ensuciarse y por lo tanto, impedirán que la llama de la caldera encienda.

7. Averías por factores externos:

Esto viene dado por causas ambientales como la lluvia, el aire y la temperatura ambiental. Por lo tanto, debes estar al tanto de las posibilidades que tiene tu caldera de soportar estos medios.

8.  Desajuste del presostato:

Este es el mecanismo que regula la cantidad de presión del agua que tiene que ejercer la caldera, la cual debe ser menor que la establecida para permitir la entrada de fluidos. Por tanto, cuando este se desajusta se originan consecuencias de goteo o ruptura en el tubo de entrada.

9. Ruptura del tubo de gas:

Si esto ocurre debes tener cuidado de una posible fuga que ocasione fuego o daño del producto. Por eso evita utilizar la caldera y comunícate rápidamente con un especialista para solucionarlo.

10. Problemas con el termostato:

Esto causa problemas en la temperatura final del agua.

11. Problemas en el radiador:

Ocasiona que la caldera se recaliente en su parte baja. Para arreglarlo es necesario que un especialista revise el mecanismo del circuito y localice las tuberías de gas inmersas en él, para posteriormente limpiarlas con una descarga.

12. Avería de la bomba:

Esto genera ruidos extraños indicando el daño de la misma. Si esto ocurre, la misma trabajará deficientemente, y por ello es necesario sustituirla.

Todos estos problemas tienen cierto grado de dificultad. Por eso, siempre debes tratar de comunicarte con un profesional y no arreglar el problema por tu propia cuenta, pues, es un área bastante delicada que puede causar problemas más grandes si no enfrenta con precisión, y a su vez puede ponerte en riesgo.

Preguntas y respuestas frecuentes

¿Qué es una caldera de biomasa?

Una caldera biomasa es una máquina que utiliza fuentes naturales como combustible, beneficiando al medio ambiente. Tienen la ventaja de que son fáciles de mantener y no poseen un coste tan elevado.

Su combustible se puede complementar del desecho de la tala de árboles, la leña, cáscara y huesos, componentes orgánicos y renovables fáciles de conseguir.

Cuando la caldera combustiona con dichos componentes abre inicio a su funcionamiento, puesto que de estos se beneficia para producir energía termina y eléctrica que activarán su circuito para producir el calor. Del mismo modo, si quieres que su desempeño aumente, podemos instalarle un acumulador.

El último se abastece de energía solar, lo cual también es bastante práctico. No obstante, debes estar pendiente de vaciar su depósito porque en el fondo tienden a acumularse las cenizas del combustible.

Por otro lado, estas calderas pueden presentar solo un servicio calefacción. Esto quiere decir que solo tienen la ventaja de propiciar calor en el ambiente donde se ubica. No obstante, existen otra variedad de calderas que pueden calentar el agua de las tuberías sanitarias.

¿Cuál es la vida útil de una caldera?

Normalmente la mayoría de las calderas están diseñadas para que duren un nivel de vida de aproximadamente de 10 a 15 años. Sin embargo, esto se logra con la constancia, el cuidado y el mantenimiento de la misma.

Asimismo, si una caldera cumple este promedio de vida y se avería, lo mejor es sustituirla, puesto que frecuentemente puede seguir presentando problemas en su sistema.

No obstante, este caso debe ser estudiado por un especialista, porque puede que aún se conserve si se tratase de un problema pequeño.

De este modo, el daño de una caldera puede deberse a factores externos que no tenemos en cuenta; como problemas de energía, bajas y altas temperaturas, oxidación y desgaste, y su vez, la calidad de sus piezas.

Por eso, siempre tienes que tener en cuenta que debes adquirir una que tenga la posibilidad de enfrentar las causas externas que se te presenten, observando sus características o atribuyéndola de otros componentes que optimicen su funcionamiento, como controladores, termómetros, y entre otros artículos.

¿Cómo funciona una caldera de gas natural?

Este tipo de calderas se beneficia del gas natural para ejercer su funcionamiento, y el cual proporciona una llama regulada que calienta la tubería de agua que posteriormente se utilizará para la calefacción y agua sanitaria.

La ventaja de esto, es que este tipo de gas proporciona una cantidad de calor superior, repotenciada por un 40% sobre el nivel normal que aportan las calderas de gas propano.

Este gas también es conocido por el nombre de gas ciudad, puesto que es el mismo que se encuentra en las tuberías de gas directo que utiliza la mayoría de las viviendas de nuestra civilización actual. Además, es mucho más seguro que otros combustibles.

No obstante, el cuidado que este le aporta al medio ambiente radica en el tipo de caldera, puesto que si es estanca contribuirá mucho más que una caldera atmosférica, la cual se conoce por ser mucho más dañina.